Diezmo y Ofrenda en la Biblia, una ley para el que sabe amar

No es un secreto para nadie, que cuando algunos escuchan hablar del diezmo y ofrenda, a sus mentes viene algo como: “mira allá van a darle todo el dinero al pastor” … solo alguien que no conoce a Dios, sus planes, su propósito, hablaría así. Te invito a que continúes leyendo y mires las cosas, desde la perspectiva del Señor

Diezmos y Ofrendas en la Biblia
Diezmos y Ofrendas en la Biblia

Lucas 21: 1 – 4 La ofrenda de la Viuda

Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas. Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas. Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; más ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía.

Una vez, estando sentado, esperando el momento de la ofrenda, justamente suelta esta palabra en lucas 21, la de aquella viuda que no dió porque le sobraba, dió todo su sustento, lo entregó al Señor. Debo confesar que eso tuvo un impacto en mi espíritu, me impresiono, ¿cuántos de nosotros decimos amar a Dios, pero la realidad, es que pensamos primero en nosotros?,

Nos detenemos a pensar un segundo no tengo que cenar hoy, ups, no puedo ofrendar porque debo mucho dinero y si ofrendo no me va a alcanzar para lo que necesito, lo siento, Señor. Y excusas sobran… hay un versículo en Romanos 1:17 que dice que por la fe vivirá el justo y en hebreos 11:6 se manifiesta sin fe es imposible agradar a Dios…si le estamos creyendo a un Dios vivo y confiamos que nuestro sustento viene de Él, no tendremos falta de ningún bien.

El diezmar y ofrendar, un acto de obediencia, pero también de amor

Lo que intento decirte es que el diezmar y ofrendar es un acto de obediencia, sí, pero primordialmente un acto de amor. Y eso es lo que yo puedo ver reflejado en esa viuda, sin marido, tal vez sin hijos, o con hijos pequeños, no lo sabemos. La biblia no especifica eso, pero todos sabemos las necesidades por las que una mujer puede enfrentar cuando su esposo fallece.

Con todo y en  todo ella tuvo fuerza y honor para que en su corazón el primer lugar lo ocupará uno mayor, tuvo entendimiento, ella pudo decir “esto es lo único que tengo conmigo pero aun siendo poco viene de lo alto y se lo devuelvo  a quien me lo dió, yo sé, que él puede multiplicarlo, puede bendecirme, puede guardarme del devorador, no solo mis finanzas, sino en todo aquello que se convierta en una amenaza para mí llámese como se llame”… te invito a reflexionar en este pensamiento.

El Señor nos bendice para Bendecir

Deuteronomio 16:17: «Cada uno presentará su ofrenda, conforme a la bendición que el Señor tu Dios le haya dado».    Cuando podemos dimensionar que todo lo que tenemos es la lluvia que envía el Señor, ya sea abundante o sea lo único que tengamos para dar…no nos detenemos a pensar en nada. Sino en que Jesús se humilló hasta lo sumo, sufrió en obediencia por amor a mí y por amor a ti, simplemente, lo damos todo… si, hay quienes critican eso porque aún no han conocido a Dios.

No podemos adorar lo que no conocemos, no podemos amar a quien no conocemos… pero también hay otro escenario, aquellos que sacan la calculadora y multiplican su salario por el 0.10 y listo …allí está el diezmo.

Den, y se les dará una medida buena

Lucas 6:38: “Den, y se les dará una medida buena, incluso apretada, remecida y desbordante. Porque con la misma medida con que ustedes midan, serán medidos”.   Mientras que hay otros como esa viuda. ¿Sabes una cosa? No es que des lo que suma un paquete de harina, es lo que hay en tu corazón, es ese motivo por el que tú obedeces al Señor, Dios mira tu corazón y sabe que diste lo único que tenías…por amor… mientras hay otros que dan abundantes ofrendas.

Pero en sus corazones no aman al prójimo, ni caminan en otros principios igual de importantes… y están los que pueden dar esa medida desbordante, porque el Señor les ha bendecido…pero sacan la calculadora y hacen cuentas.

Quiero decirte lo que dice Proverbios 3:9-10: “Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de tus cosechas. Tus graneros se saturarán de trigo, y tus bodegas rebosarán de vino”. … vas a estar rebosado. Y no hablo de dinero! Porque la prosperidad no solo se traduce a eso…prosperidad es poder tener paz en medio de una aflicción, prosperidad es que aún en medio de la crisis, la vara y el cayado de Jehová me infunde aliento, prosperidad es tener una familia y poder disfrutarla…  tu ofrenda, tu diezmo bendice a otros también.

Malaquías 3:19 dice …» Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. « …si amas a Dios, entonces estás comprometido con la obra. y sabes que mucha de las cosas que bendicen la casa del Señor es esa ofrenda que das… Jesús se dió asimismo por toda la humanidad… sí segas con lágrimas él te asegura que recogerás con Gozo!

Esta la fe, la esperanza y el amor, pero el mayor de todos es el amor

Tu motor para caminar en los principios bíblicos debe ser el amor, porque no vas a obedecer porque allí lo dice y bueno no te queda de otra, le vas a obedecer porque él caminó en humildad, ¡murió en una cruz para que fuésemos salvos y libres de ataduras! Abrazando lo que es eterno.

No ofrendes por obligación, hazlo porque Dios se reveló a tu vida, tampoco te excuses, diciendo algo como “ yo ayudo a los pobres”, muy bien, genial, pero a Dios se le sirve como la biblia dice que hay que servirle, y se le sirve en su iglesia, ayuda a los pobres, pero también cumple con el principio… las ventanas del cielo se derramarán sobre ti y tendrás para tu familia hasta que sobreabunde.. esto es una promesa que el Eterno te hace, pruébalo en esto y sé tu mismo el que de testimonio.

Génesis 4: 4- 5 La ofrenda

“Y aconteció que, al transcurrir el tiempo, Caín trajo al SEÑOR una ofrenda del fruto de la tierra. También Abel, por su parte, trajo de los primogénitos de sus ovejas y de la grosura de los mismos. Y el SEÑOR miró con agrado a Abel y a su ofrenda, pero a Caín y su ofrenda no miró con agrado.”

El Señor ve tu corazón, en mi opinión aquí Abel tuvo revelación, y actuó con fe, mientras Caín, tal vez, lo hizo por cumplir simplemente, mas no había convicción en lo que estaba haciendo.

Lo que vayas hacer para el Señor, hazlo cargado de fe y amor, creyendo que él es el Dios de lo imposible, el soberano, que cumple sus promesas a su justo tiempo, no le tomes por tardío, él actúa cuando tenga que actuar, mientras tanto, tú sigue creyendo y confiando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *