El matrimonio y como mejorar la comunicación

Quiero comenzar estas líneas diciéndote que Dios creó el matrimonio con un propósito. ¿Qué es propósito?, El anhelo de Dios en nuestras vidas, el sueño de Dios en nosotros. Y el sueño de Dios, es que existan familias que le busquen y sigan sus mandatos, que los cumplan.

Cómo mejorar la comunicación en el Matrimonio
Cómo mejorar la comunicación en el Matrimonio

El primer matrimonio se encontró en el Edén. Adán y Eva… y es que, desde el principio, el plan de Dios ha sido con la familia. ¿Por qué?

Malaquías 2:15 ¿Acaso no es un mismo Dios el que ha hecho el cuerpo y el espíritu? ¿Y qué requiere ese Dios sino descendientes que le sean consagrados? ¡Cuiden ustedes, pues, de su propio espíritu, y no falten a la promesa que le hicieron a la esposa de su juventud!

Juan 4:23 dice que él busca adoradores en Espíritu y en Verdad. Busca una familia que disponga su corazón y su espíritu a establecer el Reino, aquí en la tierra. Entonces, el matrimonio lo estableció el Señor para su Gloria.

Isaías 43: 7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

Por esa razón, nuestro deber, nuestra tarea es cuidarlo, cultivarlo, porque es algo que no es nuestro, le pertenece al Señor. Cuando un matrimonio entra en crisis, los primeros en darse cuenta son los hijos, y los primeros en sufrir son los hijos.

¿Quieres protegerlos? Pues, dedícate a proteger el matrimonio

Aunque son muchos los detalles, factores que atentan contra un matrimonio, en esta ocasión quiero hablarte de lo importante que es la comunicación dentro de una relación.

Proverbios 24:3 Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará

Ciertamente fuimos creados para ser ayuda idónea, para ser amados y amar. La esposa para ser tratada como a vaso más frágil, para ser escuchada, complacida. El esposo también fue hecho, fue creado para que la mujer le honre, le respete, le obedezca, lo escuche, le de cariño, él es el complemento de la mujer, y la mujer es el complemento del hombre. Dios ha unido a un hombre y a una mujer como uno solo para irradiar su bondad , para mostrar a la humanidad, a la creación un diseño según como él nos creó, nos hizo seres comunicativos. Dios es un Dios que habla, manifiesta su amor, nos enseña por donde hemos de caminar.

Así que, si él tiene esa característica, cuanto más nosotros que nos hizo a su imagen y semejanza.

De novios pasamos largas horas hablando y de casados eso cambia, ¿Por qué?

Yo digo que, si el enamoramiento sigue encendido, eso no tendría por qué cambiar, pero la realidad es otra. La rutina, la cotidianidad, la llegada de los hijos, incluso la situación económica, pueden llegar a ser factores que nos hagan cambiar, y como estamos hablando de la comunicación, específicamente, esto trae distanciamiento, y él distanciamiento nos hace que casi no digamos cómo nos sentimos, ante determinadas situaciones, nos hace vivir de supuestos, damos cosas por sentado.

Suponemos que nuestra pareja sabe por qué respondimos mal, suponemos que debe entendernos, damos por sentado que a nuestra pareja le encanta la comida que preparamos y que no desea cambiar el menú, y la verdad es que pasa todo lo contrario… pero nadie dice nada…sin darnos cuenta vamos apagando la luz de ese ser que prometimos cuidar y que ayudaríamos a crecer.

Cada esposo tiene al lado la mujer que ha construido y viceversa. Tu matrimonio es lo que tú construyes, la comunicación es un pilar fundamental para construir el matrimonio que Dios desea que tengamos.

Sin una comunicación eficaz, no podemos criar a nuestros hijos como se debe, porque necesitamos llegar a ciertos acuerdos y a partir de allí tomar una sabia decisión. Necesitamos escuchar la opinión del otro, orar por eso y en conjunto decidir, eso sería el resultado de esa comunicación

Tips para una buena comunicación en el matrimonio

  • Mira a tu pareja, como Dios lo ve, aún con lo perfecto e imperfecto, oblígate a mirar a esa persona como el Señor lo ve.
  • Cumplir tu rol, si cada uno se dedica a cumplir el rol, el modelo que Jesucristo nos dejó plasmado en su palabra. El marido amar a su esposa como Jesús amó a la iglesia, y eso involucra tantas cosas, proveerle seguridad, aprender a hablar en su lenguaje del amor.
  • Conviértanse en hombres y mujeres de oración, ora por tu esposo/a, cúbrelo, que Dios lo guarde del mal, que Dios le guarde de caer en la tentación.
  • Levanten un altar familiar, por lo menos una vez por semana, reúnanse, adoren al Señor, lean la biblia y compartan como aplicarla en el día a día, compartan cómo les fue en el día.
  • Cada 15 días o una vez al mes, procuren salir a tomar unos helados, sin los niños.  Un tiempo para ustedes, ese espacio es vital, nunca se puede perder, hablan cosas que no se podrían hablar en casa, ya sea por los niños.
  • Si en tu congregación hay espacios dedicados a brindar talleres a matrimonios, asistan, apúntense, no importa si tiene 5 años, 30 años de casados, vayan, estamos para cada día escuchar la voz del Padre.

Hebreos 3: 7 – 8 … Si oyeres hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones

  • La obediencia trae bendición, si Dios te está hablando acerca de una mala actitud que tuviste con tu pareja y te habla de pedir perdón ¡Hazlo! Es de sabio reconocer nuestros errores.
  • Si Jesús es el centro de tu matrimonio, de tu familia, todo estará bien.
  • No se oculten cosas, si te sentiste mal, háblalo, con dulzura, con manos suaves. No hay nada que una gota de amor, no pueda cambiar y tú querido hermano, no la dejes con la palabra en la boca, escúchala, eso es amor, entenderla, o al menos, hacer el intento.
  • Cuando se trata de afrontar una situación importante, o tomar una decisión, sea de ustedes dos o involucre algo de los hijos, ora con tu esposo/a y permitan que Dios trate con ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *