La esperanza esta en Dios

Colosenses 1:27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria esta en Dios a trajes del Señor Jesucristo.

La esperanza esta en Dios
La esperanza esta en Dios

Desde el principio, antes del tiempo, era ÉL, con sólo hablar le dio vida a todo cuanto nos rodea, con un solo soplo de su boca dio vida a Adán, nos formó desde que estábamos en el vientre de nuestra madre, nos creó para su Gloria, nos creó para que le diéramos todo el honor a él, pero por sobre todas las cosas para tener una comunión con él….

Aquí en la tierra hubo un caos, un desastre, cuando Satanás y la tercera parte de huestes celestiales fueron expulsados del cielo por su rebeldía y quisieron ocupar el lugar que le corresponde al Rey de Reyes y Señor de Señores… y él necesita de ti y de mi para levantar en su nombre personas que le conozcan y puedan ser libres de ataduras y maldiciones generacionales.

“Mi pueblo perece por falta de conocimiento” Oseas 4.6

El peor enemigo del ser humano es la ignorancia, es una bacteria muy pequeñita que te carcome antes que puedas siquiera notarlo. La palabra dice quien conoce a Jesús, conoce la verdad y la verdad los hará libres.

Él es nuestra esperanza, en Dios siempre hay oportunidad…por su palabra podemos volver a empezar.

En él está la salvación, la sanidad, la restauración y no te hablo de una sanidad física, porque mucha gente siguió a Jesús y todos no se le sanaban, pero tenían paz en su alma, perdonaban, avanzaban y nuevas oportunidades surgían para ser exitosos y prósperos.

ÉL ha resucitado de entre los muertos.

 Efesios 4: 8 – 10 Por esto dice: «Cuando ascendió a lo alto, se llevó consigo a los cautivos y dio dones a los hombres.» (¿Qué quiere decir eso de que «ascendió», sino que también descendió a las partes bajas, o sea, a la tierra? El que descendió es el mismo que ascendió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo.)

Cuando lees este versículo, te das cuenta que nada es imposible para Dios, que tu problema se hace muy pequeño delante de él, y si analizamos un poco más allá, ese Dios que venció la muerte, es nuestro Dios, quien nos ha dado la victoria y nos ha hecho coherederos junto con él… ¿Qué circunstancia nos podrá hacer caer?

Hubo un momento de tribulación o más bien de preocupación, de inquietud de parte de Jesús para con sus discípulos, y el oró por ellos no pidiendo que fueran librados de las aflicciones de este mundo si no también para que su fe no faltase.

¿Fe en quién?, ¿dónde está la esperanza?

Si, en Dios… en Dios esta la esperanza  atreves de su hijo Jesucristo, no hay nada que no me levante más que recordar que él bajo al Hades, arrebató las llaves de la muerte y subió al cielo a sentarse a la diestra del Padre otorgándonos vida eterna, vida abundante, y nos dio la promesa de que nuestros enemigos permanecerían bajo nuestros pies.

Un lugar de autoridad

Lucas 10:19 Y Él les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño.

Si, él nos ha dado autoridad, poder para hollar serpientes y escorpiones y que nada nos pasaría porque él es quien va delante. Cuando eres un hijo obediente, guardas y cumples sus mandamientos, el diablo no tiene por donde avergonzarte, intentará hacerlo si…pero está derrotado aún antes de ejecutar su macabro plan ¿puedes creer esta verdad que te comparto?.

Si la puedes creer, ¡Aleluya! Las promesas son para quienes las creen, las abrazan y las conquistan primeramente en oración, la incredulidad es un espíritu relata la biblia, lamentándolo mucho para algunos cristianos les es difícil creerse esto de que tienen autoridad, y que somos aún mayores que los ángeles. Volvemos al inicio, la ignorancia, la falta de conocimiento, la falta del nutrirse de la palabra de Dios, falta de ayuno, de oración…básicamente falta de revelación y comunión con el Señor.

Jesús es nuestra única esperanza ante Dios

En él aguardamos, en él esperamos, en él nos gozamos, en él confiamos… una vez que le conocemos ÉL se convierte en nuestra razón de ser, en el centro de nuestras vidas y no depende de una circunstancia, o de un estado de ánimo, es cuestión de fe y de confianza en que a su tiempo las cosas se ajustarán según anhelemos o según sea su voluntad.

Juan 14.21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, aquél es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él

Los demonios creen en Dios y tiemblan, así que creer en él no es como que lo prioritario, pero el confiar en él si lo es.

Confía en el lugar de autoridad que él te ha dado, si tienes problemas económicos, con tus hijos, en tu matrimonio, ponte de rodillas, adora como nunca, pero también obedece a lo que el Espíritu Santo te dicte recuerda que no es tu agenda, es la agenda de Dios la que se seguirá, y aunque a veces nos parezca ilógico, eso no importa, confía.

Haz uso de esa autoridad, gana a tus hijos, conquista ese trabajo por el que tanto has luchado, si eres un joven que estás leyendo estas palabras  en estos momentos, conquista tu futuro con cada esfuerzo que hagas y dediques a estudiar lo que te gusta, el camino no es fácil pero si nos mantenemos fiel a quien nos dio tales promesas y mantenemos la esperanza en sus dichos, el camino será bendecido y lleno de su paz.

Quiero cerrar estas palabras diciéndote que sé que es pasar por lo que aparenta ser un fracaso, y todo aquello que trae desánimo a nuestras vidas, y sí, tenemos gente a nuestro lado que nos apoya y nos da palabras de aliento, vamos a la iglesia y la predica es totalmente para nosotros, Dios nos habla al 100%… vamos al internet y encontramos blogs como este dedicados a reflejar lo que Jesús quiere para nuestras vidas, nos dan tips, versículos, etc. Pero realmente lo que te va a sacar de ese pozo de amargura es el refugiarte en Cristo Jesús, pues él es la roca, no conozca ninguna otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *