Jóvenes de la importancia de esperar hasta el matrimonio

En este post quiero hablarles en especial a los jóvenes de la importancia de esperar hasta el matrimonio, de vivir la juventud como Cristo dice en su palabra.

Jóvenes la importancia de esperar hasta el matrimonio

Hoy en día los muchachos parecen ir a máxima velocidad y sin freno, pero la clave es formar jóvenes que caminen en una sola verdad y esa única verdad se llama Jesús, que se enamoren de ese propósito eterno que él ha depositado en ellos.

…No levantéis ni despertéis a mi amor, hasta que quiera…

Esta es una palabra que las encuentras específicamente en  Cantares 2:7…”que no despertarán el amor hasta que llegue el momento apropiado” NVI, habla de prudencia.

Necesitamos ser prudentes con nuestros niños, con nuestros jóvenes, muchas veces son los mismos padres quienes incitan a que sus hijos comiencen relaciones a temprana edad, es decir, antes de lo debido, no se tiene la madurez y se corre el riesgo de que el propósito se pierda.

¿Cómo los incitan?, pues, a través de bromas, o comentarios como “ y todos tienen novio menos tú” , “ eres lento, mira cuantas muchachas bonitas y tú no le dices nada a ninguna”, “ te va a dejar el tren”, “ eso, te gusta esa niña, lo sé”… y le decimos eso a niños de 9 años, 13, 17 años… lo cual es muy tonto, e innecesario, ya que ese tipo de cosas quedan grabadas en sus mentes, y hacen eco, llevándolos a actuar de manera incorrecta y apresurada.

Las consecuencias de bromas insinuantes

Si eres un joven leyendo esto, y se te vino a tu mente alguna escena donde tu papá o tu mamá te hicieron chistes o comentarios como estos, perdónalos, ciertamente nuestros padres nos dan una orientación, tal vez unos no conocen de Dios y otros si pero son inmaduros en el camino.

Llegó tu hora de hacer la correcta elección, así como le tocó a Isaac, como le tocó a Jacob, ellos decidieron ir a lo profundo en Dios y conocer cosas de Dios, tener una relación con él, y dejar que el Señor respondiera todas sus dudas.

Ha llegado tu momento de caminar con él, y que tú puedas un día sentarte a la mesa y decir : “ayer estuve orando por una inquietud que tenía, y Dios me respondió a través de esta palabra” solo él te hará entender sus tiempos, ese tiempo apropiado, correcto, oportuno.

No lo hagas despertar tan temprano… todo tiene su tiempo.

No menosprecies la dirección de tu padre, ni la enseñanza de tu madre.

Proverbios 1:8 dice “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre…”

Creo que el subtítulo habla claro y fuerte, primero te quiero decir, si eres un joven cuyos padres no son cristianos y tú sabes qué hacen o dicen cosas que no van acorde a las enseñanzas bíblicas, no los juzgues, más bien ora por ellos.

Por otro lado, si asistes a una congregación tus pastores, tus líderes son esos padres espirituales que Dios ha puesto para que te guíen y debes escucharlos, debes obedecerlos.  Dios les habla acerca de ti, y aunque no tenga mucho sentido lo que tal vez tengan para decirte, no te alarmes, cuando Jesús le hablaba a sus discípulos ocurría lo mismo, ellos a veces no entendían pero confiaban en él, le seguían y le obedecían.

No seas sabio en tu propia opinión dice proverbios

Así como cuando también dice que en la multitud de consejeros hay sabiduría, si alguien no te conviene y tus padres espirituales te lo hacen saber y te aconsejen tomarte tu tiempo a solas y reflexionar en Dios, por mucho que te duela o sientas confusión, se obediente y hora, tal vez no sea el tiempo para que comiences una relación sino para enfocarte en los negocios del Señor, sírvele con fervor, enamórate de Dios.

Ocúpate del Reino y lo demás te será añadido

Una vez más te digo, todo tiene su tiempo, todo bajo el cielo tiene su hora, ya vendrá la hora en la que puedas  disfrutar  de tu esposo, de tu esposa, el Señor tiene a alguien para ti.

Si tienes un talento, una habilidad ponla al servicio del Señor, desarrolla tu comunión con el Padre, vuélvete un apasionado por Jesús, no digo que no te guste alguien, o tengas sentimientos hacia a alguien, pero espera, tan solo espera, el tiempo de Dios.

La palabra dice que el tiempo está en sus manos, solo aguarda… muchas veces por desesperarnos transitamos veredas amargas, que nos causan heridas profundas, enferman nuestro corazón, porque se lo entregamos a la persona incorrecta, sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida.

Vale la pena esperar

Lo que intento decirte a través de este post que hoy lees, es que la juventud no es para “vivir la vida alocadamente”…más debemos decir como está escrito en Ezequiel 16:60 “Pero yo sí me acordaré de la alianza que hice contigo cuando eras joven, y haré contigo una alianza eterna”…

La  juventud es para establecer algo con el Señor y para el Señor, no para perder el tiempo , es para cultivar nuestra relación con Dios, es para servir a Dios, así como lo hizo Josué, como lo hizo David, aún Jesús a los 12 años tenía claro su propósito porque conocía el corazón de quien lo enviaba a realizar la tarea designada.

El lugar ideal para conocer a quien será tu pareja no es la discoteca, no son las fiestas alocadas, no es probando drogas o teniendo una vida promiscua como Satanás ha hecho creer, el lugar ideal para conocer a ese ser tan especial es el corazón de Dios, él sabe los planes de bien que tiene para ti. Si hay alguien que desea tu bien y el de tu familia ese es el Señor, porque no quiere que se pierda el propósito para el cual él te creo.

No hay nada mejor que esperar en Dios

Existen tantas tragedias que se han podido evitar, con solo tener la voluntad de esperar a la persona correcta, no hay nada mejor que esperar en Dios, no hay nada mejor que conocer a ese ser amado sirviendo al Señor, obedeciendo su palabra, eso será señal de un matrimonio sano, de hijos que vendrán a ser cimentados en el amor de Cristo Jesús.

Un hogar sano, se construye desde la juventud, toma este tiempo, saca ventaja de tu edad, y comienza una obra para Dios, cosas hermosas te va a mostrar, de cosas horribles Él te va a guardar.

Dios es un Dios de pacto, entra en alianza con él, no esperes haber malgastado tus días en cosas vanas y tristes, que traen aflicción a tu espíritu. Aprovecha tu juventud para solidificar una vida de adoración a él, el día de  mañana serás un hombre, una mujer, con un corazón sano, construyendo un hogar sano, criando hijos direccionados en la palabra, no en dichos populares o como lo hicieron tus padres, sino bajo la sabiduría del Padre Eterno.

Un abrazo y que Dios te haga entender sus tiempos.

Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *