Familia Cristiana Conforme al Corazón de Dios

Es de vital importancia entender el por qué la familia cristiana necesita rendir sus vidas al Rey de Reyes, y en el post de hoy queremos plasmar algunas ideas, que se, te ayudarán mucho.

Familia Cristiana Unida en la Fe
Familia Cristiana Unida en la Fe

Este es un tema extenso, ya que de él se derivan muchas áreas que se deben guardar para lograr construir una familia cristiana como la que Dios desea para sus hijos. Partiendo de allí les compartiré estos versículos; en Proverbios 20:7 dice “camina en su integridad el justo, sus hijos son dichosos después de él”. En este mismo orden de ideas Proverbios 22:6 » instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de el”.

Los padres en las familias cristianas deben actuar según la palabra

Claramente esos versículos nos dejan algo claro y es que,  el comportamiento correcto de los padres es lo primordial. La palabra nos dice que deben conducirse en integridad y de manera justa, no es más que mantener una relación estrecha con Dios. Hay que darle el primer lugar para lograr tomar las decisiones correctas en cuanto a su hogar, hijos, trabajo y relaciones con los demás.

En general, nos indica que dentro del hogar, los hijos deben recibir la dirección de sus padres en cuanto al conocimiento de los principios bíblicos. Esto no es más que el respeto a los demás sin importar la condición económica o social. Para lograr esto fuera y dentro del hogar debemos recibir el mismo respeto, saber escuchar y dar tu opinión sin hacer sentir mal al otro aunque este equivocado. A través de una buena comunicación se puede lograr corregir y poder avanzar sin necesidad de una contienda o disgusto en el entorno familiar.

Una vida de adoración y servicio a el Señor

Por otra parte, es necesario que todos los miembros tengamos una vida activa dentro de la congregación Que se desarrollen en diferentes áreas de servicio, que estén involucrados en los propósitos de Dios.

Es importante destacar que en la familia cristiana existe un tiempo en los que se estudia la palabra de Dios. Donde se ejercita la oración en familia, se da gracias al Padre por todo lo que nos ha permitido conseguir como familia.

Además se pueden compartir las experiencias de cada uno, es un tiempo donde como padres más que hablar nos disponemos a escuchar a nuestros hijos. Siendo este acto para ellos el mejor ejemplo de comprensión, se podría decir que es una clave poderosa es saber escuchar, para poder darle a tu hijo el mejor consejo. De allí que él también lo hará  en su hogar con sus hijos y es a esto que se refiere el versículo 22:7 de Proverbios.

Lo que tú le enseñas a tus hijos con el ejemplo jamás lo olvidara y en las familias cristianas nos preocupamos por dar el mejor testimonio de vida  a nuestros hijos para que los principios bíblicos que el Señor dejo establecidos pasen de generación en generación.

La diferencia está en el lugar que ocupa Dios en tu vida

Cuando alguien se pregunta ¿cómo es una familia cristiana? , ¿en qué se deferencia de las demás? tal vez algunas personas dirán que no existe mucha diferencia entre ellas. Pero quiero que sepas que no basta con no hacerle daño a nadie, llevarte bien con tus compañeros de colegio o de trabajo. Estos son los alegatos que la mayoría utilizan para no comprometerse con la obra de Dios. La gran diferencia está en que una familia cristiana le ha dado a Dios el primer lugar, para que cada uno de sus miembros de esta  logre desarrollar y desenvolverse según el lugar que le corresponde asumiendo el rol y función dentro del núcleo familiar.

No descuiden sus roles dentro de la familia

Ahora conocemos que en estos tiempos no es suficiente con que solo el hombre trabaje fuera de la casa. Muchas mujeres se han visto en la necesidad de salir y contribuir con los gastos y necesidades del hogar, esto le ha hecho mucho daño a los hogares. Pero  el daño no radica en que los dos trabajen fuera del hogar, sino que descuidan su rol y función dentro de la casa. La familia cristiana se conduce con prudencia aun cuando estoy fuera de la casa y no me olvido de mi rol como madre, no descuido mi rol de esposa y mucho menos el de mujer.

¿Cómo  se logra esto? manteniéndonos en comunión con Dios, siendo primeramente hijas, y porque existe un compromiso genuino y un agradecimiento infinito con el Señor, cuidando  y atesorando lo que el Señor nos ha entregado, sus hijos su esposo su familia y en el corazón de una mujer que ama al Señor que es el deseo, el anhelo, de agradarlo y su manera de mostrárselo es la entrega incondicional con su familia.

El hombre cumple un papel protagónico como Sacerdote

Hablemos del rol del hombre como el proveedor de la casa, como autoridad dentro del hogar, es un hombre que se mueve sujeto a Dios, a su dirección para darle a su familia lo mejor, el fruto de sus manos, aquel que se conduce con honestidad que nada mas no es el que tiene buen humor y le cae bien a todos. No se trata de eso, sino aquel que siempre tiene una palabra oportuna, más que un compañero, es un amigo y consejero. Al igual que trata a sus hijos trata a su prójimo, el hombre que sin necesidad de levantarle la voz a su esposa o a sus hijos es respetado dentro y fuera de la casa.

El que se ha preocupado por recibir la dirección de Dios y ha podido construir una relación sana con sus hijos, es aquel que más que hacer juicio a sus hijos, si cometen un error, busca de manera conciliatoria la solución para enmendar lo ocurrido. Un padre que siempre está  dispuesto a escuchar a sus hijos aun cuando el día estuvo pesado en el trabajo y el tráfico insostenible.

Haz de tu familia un hogar lleno de paz e integridad

Estos son los roles más importantes y el mejor ejemplo que se puede dar a los hijos en un hogar lleno de paz de comprensión y de atención. Ciertamente a los hijos se les enseña los límites que deben respetar y si sus padres son personas que no se detienen y dicen esto no es correcto. Aunque es el camino más fácil para logar lo propuesto, se  pone en riesgo la  integridad delante de Dios, sus hijos le copiaran y aprenderán  e imitarán. Procuremos enseñarles a que no siempre el camino será el más corto o el más fácil, que las decisiones deben estar sujetas a lo que Dios espera de cada uno de nosotros y que es mejor hacer lo correcto, sin importar cuan difícil este el camino a la meta.

Cristo es el centro

Familia cristiana el Centro de Tu Hogar
Familia cristiana el Centro de Tu Hogar

La familia cristiana se diferencia de otras porque entre sus miembros no existe el egoísmo ni la competencia.  Les digo esto, porque hoy en día, la sociedad es muy dura y si los padres no conocen los talentos de sus hijos, muchos de estos niños crecen frustrados.  Si nosotros como padres no les ayudamos a  descubrir los . talentos, puede que terminen haciendo cosas que no les gustan.  Una de nuestras tareas es ayudarles a que cada uno que se desarrolle según su forma y función dentro de la familia y en la sociedad.

Ahora, en un hogar cristiano son aceptados cada uno con sus capacidades y talentos.  Los padres pueden identificarlos porque se han dedicado a pasar tiempo con sus hijos, a conocerlos.  Además saben cuál es el propósito de Dios para con ellos, al contrario de crear un ambiente pesado, los ayudan  para que cada uno pueda desarrollar el talento que Dios le entrego y los apoyan para que lo ponga al servicio de Dios, porque Él debe ser el centro de todo lo que hacemos.

No olvides que un tiempo de oración será enriquecedor para todos. Levantar ese altar familiar, fortalecerá sus debilidades, Dios hará algo hermoso en tu familia a medida que dediquen este tiempo a Él, el Espíritu Santo quiere hablarte de tus hijos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *