Familias Cristianas y sus Enemigos

Sabemos que Dios tiene grandes planes de bien para las familias cristianas, de bienestar, de paz, para ti y para mí…pero el enemigo también trabaja buscando destruir la familia que el Señor ha reclamado para él.

Familias Cristianas ante los Enemigos
Familias Cristianas ante los Enemigos

Principales enemigos de las familias cristianas

En esta ocasión he traído para ti algunos de esos enemigos que están allí, listos para atacar… pero no nos damos cuenta.

1.- El Diablo

Dios ha dicho que el enemigo está bajo nuestros pies. La lucha no es contra sangre ni carne, pero diariamente créame el diablo está maquinando, lanzando dardos de fuego. Como dice la palabra en efesios, para hacernos tropezar, para hacernos maldecir, para hacernos pensar que Dios no está con nosotros y que le somos indiferentes.

Colosense 3:1 -3 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

No te apartes ni un segundo de la presencia del Señor. Si te desanimas sigue en su presencia, puede que pares la asignación que ahora mismo tienes, pero en lo que no te puedes detener es en mantener la intimidad con Dios.

2.- El exceso de compromiso y agotamiento físico

Salmos 127:1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican;  Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

Dios es un Dios de familia, de familias cristianas y te la ha dado para que cuides de ella y estés vigilante.

Para combatirlo toma en cuenta:

a.- Establecer prioridades; dedícale tiempo al Señor, pasar tiempo con tu familia es que viene después de Dios, invierte en tu familia, pasa tiempo de calidad con ella, ten ese tiempo para cultivar tu familia con vocación cristiana, pero no descuides la iglesia, la obra que Dios ha puesto en tus manos… el trabajo, ese va de último, es la herramienta que Dios usa para proveerte, pero cuando este le resta tiempo a tu familia, a la iglesia y sobre todo no te permite leer la palabra ni orar…debes evaluar qué se está haciendo mal.

3.- El mal uso del Dinero

– Desde la antigüedad el hombre administra la casa. Enviudar era algo terrible.

– Los dos pueden administrar, tanto la esposa, como el esposo, si alguno es más hábil que el otro, consulten, lleguen a un muto acuerdo para realizar los gastos de una manera más sensata.

– Cuando la mujer gana más dinero que el hombre, es un problema, cuando no se entrega eso a Dios, además son una sola carne, es una sola finanza.

4.- Haz un presupuesto ¿Cómo distribuirlo?

Primeramente, el diezmo y las ofrendas, no puede ir de segundo lugar, honra a Dios, y él reprenderá al devorador por ti.

Establece las necesidades básicas y lo que no es una necesidad neta, como un teléfono nuevo por ejemplo.

5.- Otro de los asesinos de la familia son los roles invertidos

Necesitamos involucrar a Dios en la familia, leer la biblia, allí están los principios, poner la mirada en lo de arriba, la corrección es necesaria, reforzar las sendas antigua.

Juan 15: 1 – 5

Jesús, la vid verdadera

 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece.

Tenemos que ser limpiados, no podemos negarnos a ser limpiados, solo así podremos dar el fruto esperado en Dios, tenemos un espacio asignado para echar raíces, crecer … el Espíritu Santo es quien nos riega, esa agua viva que tanto necesitamos… para aniquilar a esos enemigos que acechan nuestro hogar. Necesitamos estar en la fuente, quitar, remover, y solo así vendrá lo nuevo, lo fresco… el árbol parirá ese fruto que tanto hemos deseado comer.

Entonces existen otros pasos a seguir ¿cierto?

1.- Nos tenemos que dejar tratar, parar la quejadera.

2.- Echar raíces, adquirir esa identidad de hijo hija… reflexionar ¿qué tipo de árbol eres?

3.- Debemos permanecer fiel en el huerto, y dar fruto más allá de nuestros muros, influenciar a nuestros amigos, familiares, vecinos, comunidad.

Toda planta debe ser cuidada con amor, con esmero, no nos podemos conformar con un fruto. Dios es un Dios que piensa en grande, tiene gran ambición, modelemos a ese Cristo.

Quiero cerrar este post diciéndote que el propósito de Dios es bendecirte, él siempre estuvo respaldando a Abraham porque le quería bendecir, nuestras familias son importantes para Dios, debemos ser sabios, muchas veces las mismas manos que usamos para adorar, las usamos para destruir, para dañar lo que en oración está siendo ganado, necesitamos revisarnos como familia, no faltes a los compromisos de resguardar  tus hijos, proteger a tu esposa/o establecer los límites.

Las esencias de las familias es servir al otro = amor

Así que anula, rechaza, todo egoísmo que pueda querer perpetrarse en tu núcleo familiar…

Proverbios 18: «EL EGOÍSTA BUSCA SU PROPIO BIEN Y CONTRA TODO SANO JUICIO SE REVELA»

Debemos recordar los deberes que tenemos con nuestras familias cristianas, no solo los derechos.

Tenemos que examinarnos a nosotros mismos, dejemos de ver la basura en el ojo del otro, las culpas no resuelven nada, Dios nos va a hablar, él es el más interesado en que tú y yo caminemos con nuestra familia según él lo dispuso en su corazón y en su palabra.

FILIPENSES 2: 4  nos dice que no solo se trata de velar por mis intereses, sino por los intereses de mi familia, que cada uno pueda tener una relación con el señor.

Mantener punto de equilibrio entre el trabajo y nuestras familias

Es algo que quiero resaltar debido a que es un área que solemos colocar de número uno, y abandonamos nuestra familia que es el tesoro más valioso que Dios ha podido entregarnos. Sé que con tu trabajo puedes bendecir a tu familia, pero quién te dio el trabajo también te dio la familia.

Entonces Noé entró en el arca, y con él sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hijos…El plan de Dios nunca ha sido que tus hijos se queden fuera del plan, involúcralos en la iglesia. Si hay cierta apatía, pues lleva la iglesia a tu casa, tú eres la iglesia. El Señor vino a morar dentro de ti para mostrar su Gloria, ¿qué esperas?… deja atrás viejos hábitos y comienza a mostrar al Dios a quien sigues y sirves. Solo con el ejemplo ganarás a tu familia.

Esperamos que este artículo sobre los enemigos de las familias cristianas sea para tu crecimiento espiritual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *