Predicas cristianas escritas

El acto de predicar y el objetivo de la predicación son posibles en el poder del Espíritu Santo, por tanto las predicas cristianas deben ser realizadas bajo su protección.

Predicas cristianas escritas
Predicas cristianas escritas

Los tropiezos son inevitables

  • Lucas 17:1 Entonces dijo a los discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale .Auméntanos la fe 5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.6 Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.
  • Romanos 14:13 Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto.

El Señor mismo dice que los tropiezos vendrán

Las tribulaciones vienen, los problemas, el desánimo, la tristeza, incluso calumnias/señalamientos sobre  nuestra vida donde nuestra integridad   pueda verse afectada.

Y es una palabra que Dios puso en mi corazón porque regularmente estamos pensando el por qué no tenemos una vida “perfecta”, ¿ustedes alguna vez no se han hecho esa pregunta?,  que todo lo que nos sucede es porque hicimos algo malo, enseguida nos condenamos u otras veces también decimos que no hay un Dios , que  injusta es la vida… y si ¡la vida es injusta…el único justo es Dios, incluso decimos si yo oro será que Dios no ve eso, si yo trato bien a mi pareja y a mis hijos, hago bien mi trabajo.

El todo lo ve, nada se le escapa, pero no es por obras que agradamos a Dios, es por fe, y fíjense que sus discípulos lo sabían muy bien, por eso le dijeron a Jesús, auméntanos la fe, porque es cuestión de fe. Para sobrevivir a las pruebas es cuestión de creer que todo lo que sucede, sea bueno o malo, es la voluntad agradable y perfecta del Señor.

Si el “tropiezo”, el mal entendido, el problema, viene de alguien muy cercano a ti, Dios simplemente dice ve habla, conversa, resuelve, sé madur0/a, claro hay que actuar con sabiduría, buscar consejo si es muy delicado el asunto pero ¡no te lo guardes!, ora por esa persona, pídele a Dios que traiga reconciliación… (Romanos 14:13)

Podemos dar un vistazo al Salmo 23

A David lo estaban buscando para matarlo, el Rey Saúl no aceptaba el éxito de David, se llenó de amargura, pero veamos cual fue la actitud de David:

  1. El Señor es quien bendice, es quien provee, el “tropiezo” que estemos pasando no es eterno, y no es esa situación la que determina nuestras vidas…
  2. Dios nos ama, y también se deleita en su palabra, no viola su palabra; la palabra dice no se dormirá el que te guarda, no descansará ni callará, así que por amor y lealtad a todo eso que él mismo nos prometió, no nos dejará sedientos durante esos tropiezos que podamos tener en el día a día.
  3. La vara y el cayado; el equipaje perfecto de un pastor de ovejas, con la vara examina a las ovejas si tienen alguna enfermedad, con el cayado si se caen y no se pueden levantar utiliza este como palanca, evita que sean comidas por animales de rapiña. Sabemos que es un bastón o garrote, y representa la autoridad de Dios, la fuerza. La palabra que nos mantiene.
  4. La presencia de Dios es manifiesta aún en los peores tropiezos, aún en ese tiempo de crisis estamos llenos del Espíritu de Dios ¿Por qué será eso?.. no
  5. Se relaciona con lo anterior.

Perdónate a ti mismo

A lo largo de nuestras vidas van sucediendo eventos que nos marcan, algunos para bien, otros para mal, y eso que nos hace daño es lo que nos cuesta dejar atrás , intentamos seguir con nuestra vida, como si nada hubiese pasado, PERO  andamos molestos de repente, tristes, nos amargamos y a veces ni sabemos la raíz, pero se trata de ese rencor que esta guardadito.

Cada vez que recordamos “ese”  suceso, ese tropezón aunque fue algo que se vivió hace 10/15 años cada que nos viene a la mente, es como volverlo a vivir, y esa rabia/ dolor se manifiesta tal cual el día que sucedió. Es algo que constantemente está viniendo a nuestras vidas, nos visita de vez en cuando.

Muchas de las cosas que nos dañan tremendamente las vivimos en la niñez o en la adolescencia, no digo que ya de grandes no, porque si se presentan, pero la infancia y la adolescencia son etapas transcendentales en el ser humano. Etapa en que estamos descubriéndonos, que queremos, que nos gusta, entre otras cosas.

Los especialista concuerdan en que los primeros 7 años de vida de un niño marcarán el camino para él y no olvidemos lo que dice Proverbios 22:6 instruye al niño en su camino y no se apartará de él

Consecuencias de nuestras actuaciones ante los demás

Y en ese intento por seguir adelante como si nada pasara, buscamos la felicidad donde no la hay, es un disfraz, un maquillaje para ocultar lo que realmente estás sintiendo y realmente nos va dañando más y más afectando a los que nos rodean, y no nos vamos solos por el barranco sino que arrastramos a otros con nosotros. ¿Cómo nos hace sentir eso? A la final peor que al comienzo, simplemente nos estamos contaminando, cargando de basura, por así decirlo.

La falta de perdón nos pone en evidencia antes Dios

Esto no es más que falta de perdón, no perdonamos, que es difícil, si y mucho, por eso es clave saber que solos no podemos, es con la única ayuda de ese Dios Todopoderoso en quien estamos poniendo nuestra confianza y nuestra fe, es con sus fuerzas que vamos a poder soltar lo que nos parece imposible, ¿qué es fe? La certeza de lo que no se ve, llamar las cosas que no son como si fuesen, la palabra dice que somos justificados por la fe; creer que Jesús fue a la cruz para el perdón de nuestros pecados. Colosenses 2:13-16.

Quiero decirte, que muchos tropiezos, vendrán a tu vida, quiero decirte que las ofensas tarde o temprano llegan, de hecho, son parte de la cotidianidad, y eso es lo que significa tropiezo, es sinónimo de ofensa, pero debemos ser capaces de actuar con madurez.

Juan el Bautista y su falta de Fe

Hay una historia en la biblia que relata que hay un momento donde Juan el Bautista fue encarcelado, y supo de las maravillas que hacia Jesús, aun así, este envío a sus discípulos a preguntarle que quién era él… ¿ qué paso allí? Pués, Juan el Bautista se ofendió, porque él estaba encarcelado mientras había otro  predicando y sanando, dudó de si era Jesús quien estaba haciendo estas cosas, y es que es lo que sucede cuando nos ofendemos, nos preguntamos, si Dios está en el asunto.

Lucas 7: 18 – 23: Los discípulos de Juan le dieron las nuevas de todas estas cosas. Y llamó Juan a dos de sus discípulos, y los envió a Jesús, para preguntarle: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro? Cuando, pues, los hombres vinieron a él, dijeron: Juan el Bautista nos ha enviado a ti, para preguntarte: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro? En esa misma hora sanó a muchos de enfermedades y plagas, y de espíritus malos, y a muchos ciegos les dio la vista. Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es aquel que no halle tropiezo en mí.

Sea cual sea la situación que hayas vivido, o estés viviendo, lo único que te mantendrá a salvo es tu amor por seguirle al único que lo dio todo por ti.

Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *