Salmo 23 devocional

Salmo 23 uno de mis favoritos e invocarlo en esos momentos de dificultades me reconforta y me da fortalezas para seguir adelante.

Salmo 23 Dios es mi pastor y nada me faltará
Salmo 23 Dios es mi pastor y nada me faltará

Citamos igualmente, muchos pasajes de la biblia que hace referencia a esos momentos de necesidades como lo hace el salmo 23.

El señor es mi pastor; Nada me faltará.

¡Personal! ¡Personal! ¡Personal! Eso es lo que es el cristianismo.

Juan 10: 4

Cuando ha sacado todo lo suyo, va delante de ellos, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz.

Dios te quiere lo suficientemente cerca para guiarte. Dios quiere que cada parte de tu vida esté envuelta en su amor.

Parte del terreno por el que Dios nos lleva es difícil, pero el resultado final, si le permitimos que nos guíe, nos enseñe y nos guíe, es completo.

Colosenses 2:10

Y tú estás completo en Él, que es el Jefe de todo principado y poder.

Nada me faltará:

Si aprendemos a tener hambre y sed de Cristo, no necesitaremos hambre y sed de otras cosas.

Mateo 5: 6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Filipenses 4:19

Y mi Dios suplirá todas tus necesidades de acuerdo con sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Salmo 23 verso dos

Me hace recostar en verdes prados. Me lleva junto a aguas tranquilas.

Pastos verdes:

Dios conoce los lugares y propósitos que son justos para ti; Lugares y propósitos que traerán plenitud y alegría. Cristo Jesús, tu pastor, sabe cómo llevarte allí. Desarrolle un oído para escuchar y coraje para seguir, paso a paso, para que pueda disfrutar de los pastos verdes que Él ha preparado para usted.

Isaías 50: 4-5

El Señor DIOS me ha dado la lengua de aquellos a quienes se enseña, para que sepa cómo sostener con una palabra al que está cansado. Mañana a mañana se despierta; Él despierta mi oído para escuchar como a los que se les enseña.

El Señor DIOS ha abierto mi oído, y yo no era rebelde; No me volví hacia atrás.

1 Corintios 2: 9-10

Pero, como está escrito, «Lo que ningún ojo ha visto, ni el oído ha oído, ni el corazón del hombre ha imaginado, lo que Dios ha preparado para los que lo aman»

Estas cosas que Dios nos ha revelado a través del Espíritu. Porque el Espíritu lo busca todo, incluso las profundidades de Dios.

Aguas tranquilas:

La paz es un bien muy valioso. Dios puede darlo.

Filipenses 4: 6-7

No se preocupe por nada, pero en todo por medio de la oración y la súplica con acción de gracias, deje que sus peticiones se den a conocer a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.

Colosenses 3:15

Y deje que la paz de Cristo gobierne en sus corazones, a los que ciertamente fueron llamados en un cuerpo. Y estar agradecido.

Isaías 26: 3

Mantenlo en perfecta paz, cuya mente está en ti, porque él confía en ti.

Isaías 55:12

Porque saldrás de gozo y serás llevado en paz; Las montañas y las colinas antes de ti comenzarán a cantar y todos los árboles del campo aplaudirán.

Salmo 23 verso tres

Él restaura mi alma. Me guía por sendas de justicia por amor de su nombre.

Los matices de significado en la palabra restaurar son:

Volver a la forma en que debe ser

Refrescar

Aliviar

Fijar

Tirar de nuevo

Para devolver algo perdido al dueño.

Para poner de nuevo en su lugar, es decir: un rey a su posición de autoridad

Gracias a Dios, Él tiene todo lo que necesitamos para restaurarnos, refrescarnos y empujarnos en el camino de la justicia; El camino de vivir bien delante de Dios por gracia.

Podemos ser restaurados a nuestro lugar de autoridad en Cristo sobre todos los esquemas del diablo para perturbar, perplejo y destruir nuestro caminar y posicionarnos en Cristo.

Salmo 51:12

Devuélveme el gozo de tu salvación, y sostenme con un espíritu dispuesto.

Isaías 57:18

He visto sus caminos, pero lo sanaré; Lo conduciré y le devolveré el consuelo a él ya sus dolientes.

Isaías 38: 16-20

Oh Señor, por estas cosas viven los hombres, y en todo esto está la vida de mi espíritu. ¡Oh, devuélveme la salud y hazme vivir!

He aquí, fue por mi bienestar que tuve gran amargura; pero en el amor has liberado mi vida del pozo de destrucción, pues has dejado atrás todos mis pecados.

Porque Sheol no te da las gracias; la muerte no te alaba; los que descienden al abismo no esperan tu fidelidad.

El que vive, el que vive, él te agradece, como yo lo hago hoy; El padre da a conocer a los hijos tu fidelidad.

El SEÑOR me salvará y tocaremos mi música con instrumentos de cuerda todos los días de nuestras vidas, en la casa del SEÑOR.

El ancho y la profundidad de nuestra restauración están en proporción directa con nuestra hambre por la justicia de Dios y nuestro clamor a Él. La palabra «llorar» en la Biblia contiene lo siguiente en su significado.

Llamar profundamente ya veces en voz alta.

Orar fervientemente, deseando y necesitando una respuesta.

Mateo 5: 6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Salmo 34:17

Cuando los justos claman por ayuda, el SEÑOR los oye y los libra de todos sus problemas.

Salmo 56: 9

Entonces mis enemigos volverán en el día cuando llame. Esto lo sé, que Dios es para mí.

Salmo 119: 169

Deja que mi clamor venga a ti, oh SEÑOR; Dame entendimiento según tu palabra!

Una vez que hemos visto la obra restauradora de la justicia de Dios en nuestras propias vidas, podemos ser usados ​​como un instrumento de justicia por el bien de Su nombre para traer restauración a otros.

Romanos 6:13

No presente a sus miembros al pecado como instrumentos para la injusticia, sino preséntese a Dios como aquellos que han sido traídos de la muerte a la vida, y sus miembros a Dios como instrumentos para la justicia.

Gálatas 6: 1

Hermanos, si alguien está atrapado en alguna transgresión, ustedes, que son espirituales, deben restaurarlo con un espíritu de mansedumbre. Mantente atento a ti mismo, para que no seas tentado también.

Salmo 23 verso cuatro

Aunque camine por el valle de la sombra de la muerte, no temeré al mal, porque ustedes están conmigo; Tu vara y tu bastón, me consuelan.

Todo este mundo está bajo la sombra de la muerte. Nuestros pecados y la influencia de los demonios han proyectado una sombra de muerte espiritual y oscuridad sobre todo; Por eso necesitamos un salvador. Es por eso que Cristo es llamado la luz del mundo.

Efesios 2: 1-2

Y estabas muerto en los delitos y pecados.

en el que una vez caminaste, siguiendo el curso de este mundo, siguiendo al príncipe del poder del aire, el espíritu que ahora está obrando en los hijos de desobediencia.

Juan 8:12

De nuevo, Jesús les habló y les dijo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida».

Juan 12:46

He venido al mundo como luz, para que quien crea en mí no permanezca en la oscuridad.

Tengo luz para ver, fortaleza para soportar y una vida que da fe llena de esperanza en Dios, por lo que no importa el valle, no importa la tentación, no importa la guerra en mi alma y no importa la trampa, no necesito Estaré atascado pero más bien andaré por allí. Mi estadía en este mundo, aunque existen valles (algunos más largos que otros), puede ser victorioso.

1 Pedro 2:11

Amados, les insto como peregrinos y exiliados a abstenerse de las pasiones de la carne, que hacen la guerra contra su alma.

1 Pedro 5:10

Y después de que hayas sufrido un momento, el Dios de toda gracia, que te ha llamado a su gloria eterna en Cristo, te restaurará, te confirmará, te fortalecerá y te establecerá.

No temas el mal, Él está contigo:

Escuché que decía «oh, eso no es real, es solo un miedo imaginado». Bueno, no hay tal cosa como un miedo imaginado. La raíz del miedo puede estar basada en sombras, no en la realidad, pero el miedo que produce es real. Clame a Dios y permita que Él traiga la luz de la vida a esas raíces de miedo en usted. Sigue cortando esas raíces con la palabra de Dios llamada la espada del Espíritu en Efesios 6:17.

Salmo 27: 1

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿A quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿De quién tendré miedo?

Isaías 35: 4

Diga a los que tienen un corazón ansioso: «Sé fuerte; no temas. He aquí, tu Dios vendrá con venganza, con la recompensa de Dios. Él vendrá y te salvará».

2 Timoteo 1: 7

Porque Dios nos dio un espíritu no de temor sino de poder, amor y autocontrol.

1 Juan 4:18

No hay miedo en el amor, pero el amor perfecto expulsa el miedo. Porque el miedo tiene que ver con el castigo, y quien teme no ha sido perfeccionado en el amor.

Su vara, su bastón, su comodidad:

La vara del pastor se usa para guiar al rebaño con simples empujones o, si es necesario, para que las ovejas realmente obstinadas saquen las piernas de debajo de ellos para enseñarle a no vagar en peligro. La vara también se usa para sacar una oveja de la espesura o hacia arriba de los hoyos. Otro uso de la vara del pastor es alejar a los enemigos de las ovejas. Si permitimos que nuestro pastor Jesús use su vara, que es su palabra y el Espíritu Santo, en nuestras vidas, entonces nos llevará a un lugar de consuelo.

El bastón del pastor es como un bastón. Se utiliza para equilibrar y estabilizar el paso en terrenos difíciles, subiendo colinas y bajando colinas. El personal puede apoyarse en la estabilidad. El personal es una imagen de Jesús que trae equilibrio, estabilidad, estabilidad y comodidad en nuestro caminar con él.

Salmo 23 verso cinco

Tú preparas una mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; me unge la cabeza con aceite; mi copa se desborda

Mientras caminamos este camino cristiano, tenemos enemigos que intentan frustrarnos, descarrilarnos y confundirnos. El diablo tiene muchas maneras de lograr esto, algunas son las siguientes:

Engaño – Apocalipsis 12: 9

El ladrón – Juan 10:10

Obstáculos – 1 Tesalonicenses 2:18

Acusaciones – Revelación 12:10

Cautivos – 2 Timoteo 2:26

Mentiras – Juan 8:44

Tentador – Mateo 4: 3

Además, tenemos que lidiar con otras personas y con nuestra propia naturaleza pecaminosa.

Pero gracias a Dios tenemos una mesa. En esta mesa hay una fiesta generosa de todo lo que Dios ha preparado para nosotros; La vida da, la libertad produce verdades interminables. El libre albedrío siempre nos da una opción de lo que participaremos, la vida y las bendiciones o la muerte y las maldiciones.

Deuteronomio 30:19

Llamo hoy al cielo ya la tierra para que testifiquen contra ti, que he puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Por lo tanto, elige la vida, para que tú y tu descendencia puedan vivir.

2 Pedro 1: 3-4

Su poder divino nos ha otorgado todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad, a través del conocimiento de quien nos llamó a su propia gloria y excelencia,

Mediante el cual nos ha otorgado sus preciosas y muy grandes promesas, para que a través de ellas puedan convertirse en participantes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que existe en el mundo a causa del deseo pecaminoso.

Sí, Dios quiere guiarte a un lugar de cercanía con Él; Un lugar de bendiciones.

Ungir una cabeza con aceite en esos días era un signo de honor y favor. Fue algo hecho por un invitado muy distinguido. [Jueces 9: 9, Salmo 92:10, Lucas 7:38, 46] Fue hecho en ocasiones festivas como una indicación de prosperidad y regocijo. Aquí, en el versículo 5 del Salmo 23, dice que Dios unge nuestras cabezas con aceite. Nos muestra lo que piensa de nosotros.

Sí, Dios quiere que nuestras copas (todos los que somos) pasen, se desborden y abunden en esta nueva vida que ahora podemos disfrutar con Jesús.

Juan 7: 37-38

En el último día de la fiesta, el gran día, Jesús se puso de pie y gritó: «Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba«.

Quienquiera que crea en mí, como dice la Escritura, ‘De su corazón fluirán ríos de agua viva’ «.

Juan 10: 7-11

Entonces Jesús les dijo de nuevo: «De cierto, de cierto os digo, yo soy la puerta de las ovejas.

Todos los que vinieron antes de mí son ladrones y ladrones, pero las ovejas no los escucharon.

Yo soy la puerta Si alguien entra por mí, se salvará y entrará y saldrá y encontrará pasto.

El ladrón viene solo para robar y matar y destruir. Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

Salmo 23 verso seis

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y viviré en la casa del SEÑOR para siempre.

La misericordia de Dios mantiene la puerta abierta para la bondad de Dios en nuestras vidas.

La palabra misericordia es muy similar a la palabra gracia. Significa la compasión de Dios para con nosotros, incluso cuando merecemos el castigo. La misericordia y la gracia nos dan acceso gratuito al constante amor inquebrantable de Dios por nosotros. Nunca podemos hacer lo suficiente para ganarlo, es un regalo gratuito, solo podemos ser lo suficientemente inteligentes como para recibirlo.

La misericordia, la gracia y la bondad son cosas en las que Dios es rico y Él siempre está dispuesto a compartir con nosotros para mantener nuestro caminar con Él abundando en bendiciones espirituales.

Efesios 2: 4

Pero Dios, siendo rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó.

Efesios 1: 7

En él tenemos redención a través de su sangre, el perdón de nuestras ofensas, según las riquezas de su gracia.

Romanos 2: 4 (versión estándar en inglés)

¿O supones en las riquezas de su bondad y paciencia y paciencia, sin saber que la bondad de Dios tiene el propósito de guiarte al arrepentimiento?

Romanos 2: 4 (versión inglesa contemporánea)

Seguramente no piensas mucho en la maravillosa bondad de Dios o en su paciencia y disposición para aguantarte. ¿No sabes que la razón por la que Dios es bueno contigo es porque quiere que te conviertas en él?

La bondad de Dios para nuestras almas se puede experimentar en valles, cimas de montañas, altibajos; en cualquier lugar, todo el tiempo; De esto podemos estar seguros sin duda.

Salmo 27:13

¡Creo que miraré la bondad del Señor en la tierra de los vivos!

Salmo 31:19

¡Oh, cuánta es tu bondad, que has almacenado para aquellos que te temen y trabajaste para aquellos que se refugian en ti, a la vista de los hijos de la humanidad!

2 Corintios 1: 3 dice:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de misericordias y Dios de todo consuelo

Nuestro Padre celestial sabe que necesitamos misericordia todos los días porque es Su misericordia lo que nos permite acercarnos y permanecer cerca de Él.

Lamentaciones 3: 22-25

El amor constante de Jehová nunca cesa; Sus misericordias nunca llegan a su fin;

Son nuevos cada mañana; grande es tu fidelidad

«El SEÑOR es mi porción», dice mi alma, «por eso esperaré en él».

El SEÑOR es bueno para los que lo esperan, para el alma que lo busca.

Al aceptar a Cristo como nuestro Señor y Salvador, hemos sido colocados en una posición eterna con Cristo. Hemos sido colocados en el reino de Dios, un reino que nunca desaparecerá, nunca será derrocado y nunca disminuirá; ¡dura para siempre! ¡Por los siglos de los siglos! ¡Eterno! Estos son conceptos alucinantes, pero es realmente real. ¡Dios es real! ¡El cielo es real! ¡Vivir para siempre en el cielo es real! Todo esto es posible para nosotros por la misericordia, la gracia y la bondad de Dios para nosotros.

Hebreos 12:28

Por lo tanto, estemos agradecidos por recibir un reino que no puede ser sacudido, y así ofrezcamos a Dios una adoración aceptable, con reverencia y admiración.

Ha sido una recopilación de imprescindibles citas que siempre debemos tener presente al igual que el salmo 23. Esperamos te ayuden a llegar una vida llena de la gracia del Espíritu Santo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *